Baseball Excellence Home  
Baseball Excellence Forums  
Baseball Excellence Free Report  


Calendar



Roster / Stats



News



Schedule / Results



Tournaments



Practices



Photo Album



Favorite Links & Sponsors



Home






Admin




  Arecibo Lobos Doble AA Juvenil 2011

Bolines Verdes
February 02, 2009

BOLINES VERDES

Durante muchos años, en un pueblo de la isla de Puerto Rico había un pequeño almacén donde solíamos a parar para comprar productos frescos. La comida y el dinero faltaban, pero el intercambio se daba mucho. Un día en particular, el Sr. Calderón estaba empacando chinas. De repente se vio un pequeño niño delicado de cuerpo y aspecto, con ropa rota sin zapatos, pero extremadamente limpia mirando fijamente un cajón de uvas frescas y exquisitas. Admirando las uvas oía la conversación del Sr. Calderón y el niño. Hola Julito, ¿cómo estas hoy? ¿Hola Sr. Calderón? Estoy bien, gracias a Dios... solo admiraba las uvas... se ven muy bien. Si Julito, son muy buenas. A propósito ¿Cómo esta tu mamá? Bien. Cada vez más fuerte. Julito ¿Hay algo que te pueda ayudar? No Señor. Sólo admiraba las uvas. ¿Te gustaría llevar algunas a casa? No Señor. No tengo con que pagarlas. ¿Bueno, qué tienes para cambiar por ellas? Lo único que tengo es mi bolin más valioso. ¿De veras? ¿Me lo dejas ver? Mírelo. ¡Es una joya! Ya lo veo. El único problema es que es azul y a mí me gustan los verdes. ¿Tienes otro como este, pero verde en tu casa? No exactamente, pero casi. Hagamos una cosa. Llévate esta bolsa de uvas a casa y la próxima vez que vengas muéstrame el bolin verde que tienes. ¡Claro!. Gracias Sr. Calderón. La esposa del Señor Calderón se acercó a atender y con una sonrisa dijo: Hay dos niños más como él en nuestro barrio, todos en una situación de pobreza extrema. Y al Señor Calderón le gusta hacer intercambios con ellos por uvas. Huevos, carne, frutas, vegetales o lo que sea. Cuando vuelven con los bolines verdes, y siempre lo hacen, él decide que en realidad no le gusta tanto el verde, y los manda a casa con otra bolsa de mercancía y la promesa de traer un bolin color rojo o naranja la próxima vez. Varios años pasaron, cuando el Señor Calderón, murió. Esa noche en la casa del Sr. Calderón habían tres hombres jóvenes. Uno de ellos tenia puesto un uniforme militar y los otros dos con unos lindos trajes oscuros con camisas de lino fino. Parecían profesionales. Se acercaron a la viuda y ella sonrió, la abrazaron y conversaron brevemente con ella, se acercaron al ataúd, y ella los siguió uno por uno mientras cada uno tocaba con su mano cálida, la mano fría dentro del ataúd. Cada uno se retiró de la funeraria llorando. La señora Calderón le decía a los presentes esos tres jóvenes que se acaban de ir son los tres chicos de los cuales mi esposo le encantaba hacer intercambios con ellos. Estos jóvenes vinieron a pagar su deuda. Nosotros nunca hemos tenido riquezas. Todo lo que hemos tenido es la bendición de Dios, quien por largos años nos ha guardado y hemos podido compartir el pan nuestro. En el ataúd estaba el Señor Calderón con tres bolines color verde exquisitamente brillantes.

La Biblia dice: Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien. Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta al que le teme.

DIOS TE BENDIGA
A.S.

<< Back




Baseball-Teams.com is a wholly owned subsidiary of Baseball-Excellence.com
Copyright 2020 Baseball-Teams.com. All Rights Reserved