Baseball Excellence Home  
Baseball Excellence Forums  
Baseball Excellence Free Report  


Calendar



Roster / Stats



News



Schedule / Results



Tournaments



Practices



Photo Album



Favorite Links & Sponsors



Home






Admin




  Arecibo Lobos Doble AA Juvenil 2011

Las 99 ovejas
July 28, 2010

LAS 99 OVEJAS
Había una vez un pastor que tenía 100 ovejas. Ellas eran su vida, y todo lo que él tenía. Las amaba y nunca había concebido su vida sin sus ovejas. Las cuidaba siempre. Desde temprano, y hasta la noche. Muy de mañana las llevaba a pastar, y estaba durante todo el día con ellas. Al atardecer, las traía al corral y llamándolas por sus nombres, una por una las hacía entrar. Aún de noche, no se alejaba mucho para poder dormir muy cerca. Las conocía muy bien. Sabía el nombre de todas, porque él mismo se los había puesto; aún mas, conocía sus características y como era cada una de ellas. Pero un día pasó algo inesperado, que el pastor jamás se habría imaginado que podía pasar: una de ellas se perdió..! ¿Qué? ¿Cómo fue que se perdió? ¡Imposible! Si él estaba siempre con ellas! Un día al atardecer, cuando volvían de pastar, silbando él y todas ellas por detrás. Una vez en el corral, el pastor abrió la puerta, y como todos los días, nombrándolas, las hizo entrar. Negrita, Rossina, Manchita, Plateada, Blanquita…etc.,etc., y cuando terminó de nombrarlas…faltaba una. -No puede ser- pensó. Me habré equivocado. Y con toda dulzura la llamó. Como no contestó, la miró por sobre las demás, pero no la vio. La llamó, y la volvió a llamar. La gritó...! Se apresuró hasta la puerta del corral, y mirando hacia el camino, esforzando sus ojos por la oscuridad…la llamó, pero no la vio. Entonces, por primera vez, se asustó… Sintió que una respiración entrecortada surcaba por su pecho, y gotas heladas de transpiración recorrían su rostro. Miles de pensamientos surcaron por su mente y el frío de la noche penetrando en sus huesos. -No está, no vino con las demás-¿Por qué? ¿Quiso quedarse? ¿Se perdió sin querer? ¿Y si le pasó algo..? Noooo…un lobo, ó un ladrón! Sin pensarlo dos veces, comenzó a correr por el sendero pedregoso, oscuro, y dejando tras de si las 99 ovejas restantes, a quienes también amaba profundamente…y corrió detrás de la que faltaba, a la que también profundamente amaba. Sacó de su bolsa una lampara, la encendió, y forzando su mirada al máximo, corrió por los caminos, surcó los montes, subió y bajó las montañas una y otra vez, llamándola, gritándola…nombrándola. Aterido por el frío y el cansancio, con un llanto incontrolable, y una angustia en su garganta, no pudiendo mas, se detuvo… Había oído un pequeño gemido, que sería capaz de reconocer en la noche mas cerrada. Un gemido entre muchos no sería igual a ese. Un gemido como ese no podía ser otro..! Hizo un silencio profundo…y nuevamente lo oyó! Era ella! Ovejita..! Ovejita...! grito lo mas que pudo, y ella, sacando fuerzas de su cuerpito casi helado y herido, le contestó. Cuando él la vio, tiradita en un rincón, acurrucada en si misma, como una pelotita de lana, al lado de una enorme piedra, como queriendo esconderse del frío y del miedo, se arrodilló junto a ella; …y entonces se sintió el hombre mas culpable del mundo!. Sacó el manto de lana conque envolvía sus hombros, lo tendió en el piso, y con extremo cuidado, la envolvió en el. Sintió por ella la ternura mas profunda… No le preguntó el porqué de nada. Simplemente calló, vendó sus heridas, la alimentó, y con el amor más tierno la cargó en sus brazos…y comenzó a caminar hacia donde esperaban las demás. Volvía feliz! No se enojó, ni le recriminó. Mas que por las 99 ovejas que estaban bien en el corral, era feliz por ésta que se había perdido, pero que había sido encontrada, curada…y que volvía nuevamente al hogar.

Mi amad@ amig@, esta ovejita herida, extraviada, y con frio, bien puedes ser tu. Pero hay un pastor que con profundo amor te busca. Se llama JESUS. No te pregunta ni te recrimina nada, solo quiere envolverte en su manto, y llevarte en sus brazos, hacia su hogar, que es tu corazón, Por amor, dejo reino en los cielos, y vino tras de ti. ¿Te gustaría ir? Desde ahora te aseguro que es el mejor lugar donde tu vida puede estar. En sus brazos de amor.

La Biblia dice: En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

Dios te bendiga
A.S.

<< Back




Baseball-Teams.com is a wholly owned subsidiary of Baseball-Excellence.com
Copyright 2020 Baseball-Teams.com. All Rights Reserved